dom

24

mar

2013

Reseña de 'Incógnito: Las vidas secretas del cerebro'

Título: Incógnito: Las vidas secretas del cerebro

Autor: David Eagleman

Editorial: Anagrama

Páginas: 352

Precio: 19.90 euros / 15.98 euros (ebook)

ISBN: 9788433963512

 

 

David Eagleman (Nuevo México, 1971) es un prestigioso neurocientífico del Baylor College of Medicine, donde dirige el Laboratorio de Percepción y Acción, así como la iniciativa sobre Neurociencia y Derecho. Ha publicado los libros Sum: Forty Tales from the Afterlives (Pantheon Books, 2009), Wedneday is Indigo blue: discovering the Brain of Synesthesia (Mit Press, 2009), Why the Net Matters: How the internet will save Civilization (Canongate Books, 2010), Incognito: The secret lives of the Brain (Pantheon Books, 2011), Cognitive Neurosciencie: A principies Based Approach (Oxford University Press, 2013). Actualmente está preparando el título LiveWired: How the Brain Reconfigures itself, que se publicará en 2014. La editorial Anagrama ha publicado recientemente en el mercado español –en la traducción de Damià Alou– su libro más exitoso: Incógnito, que es el protagonista de esta reseña.

 

Incógnito es un libro ameno, escrito con inteligencia, que acerca al público profano el conocimiento que la ciencia ha acumulado hasta el momento sobre el funcionamiento de nuestro cerebro, al tiempo que, avalado por los últimos descubrimientos, emite juicios de carácter ético que pretenden mejorar nuestra sociedad y concienciar a los ciudadanos de que la ciencia del cerebro es un valioso recurso para conseguirlo. En este sentido, Eagleman traza importantes relaciones entre la Neurociencia y el Derecho.

 

La tesis de la obra está sintetizada en su título: una gran parte de nuestra actividad cerebral es el producto de múltiples estratos neuronales que conforman un complejo ecosistema de depurados programas automáticos sobre los que nuestra conciencia no tiene ningún control; por lo que la relevancia de la conciencia como depositaria del yo, como representante de la individualidad, como agente electivo, queda seriamente en entredicho. Así, Eagleman hace que el 'libre albedrío', el atributo más insigne del ser humano, se tambalee. No lo pulveriza. Pero lo deconstruye con rigor.

 

Esta, desde luego, no es una obra sobrecargada de erudición que recurra a un registro retórico complejo y tecnificado para construir su mensaje. Sin duda se trata de un texto muy diferente a los artículos académicos que Eagleman escribe para medios especializados; es decir, el espíritu de Incógnito es claramente didáctico, divulgativo, razón por la cual escasean las formulaciones teóricas y, por el contrario, abundan los ejemplos, las anécdotas, las analogías, estas últimas siempre sencillas y cercanas a la cotidianidad de su lector ideal: un lector neófito pero intelectualmente inquieto.

 

La habilidad discursiva de Eagleman logra que conceptos abstrusos resulten inteligibles. En este sentido, la transparencia de sus explicaciones es absoluta. Para lograrlo, no obstante, el autor abusa de las anécdotas y analogías y, además, en ocasiones repite explicaciones innecesariamente, sin duda influido por el fin didáctico al que está subordinado todo el texto.

 

Por tanto, Incógnito satisfará por completo a lectores profanos en la materia que trata, revelándoles inquietantes aspectos del funcionamiento de su cerebro que podrían llevarlos a replantearse el modo en que han vivido hasta el momento. Pero, seguramente, dejará indiferentes a los lectores cuyo ámbito profesional sea afín al de la neurociencia, aunque quizá les interesen las opiniones de Eagleman sobre el 'libre albedrío' y sus reflexiones sobre la culpabilidad, concepto que desempeña una función crucial en las sociedades modernas y que el autor analiza desde una perspectiva innovadora.

 

 

Pulsar el botón +1 para recomendar este artículo en Google

Escribir comentario

Comentarios: 0

Recomendar esta web en Google pulsando el botón +1